viernes, 9 de enero de 2009

Tempus fugit


"En aquel condenado reloj de bolsillo las manecillas no lograban entenderse: pasadas las horas, los minutos nunca llegaban a tiempo" (Manuel Pérez Báñez).


olga: Por fin habían atrapado a ese terrible asesino serial. Pero el tiempo sabía bien que no había barrotes capaces de detenerlo eternamente.

nohubounavez: El tiempo mata a traición. Siempre morimos en horas que no están en los relojes.

oriana: El único a quienes los presidiarios pudieron ver huir fue al tiempo.

javi_dice: Al final acabamos dándonos cuenta de que es nuestro reloj el que nos quita la vida. Guardamos el reloj y vivimos eternamente... preguntándole la hora a todos.

6 comentarios:

  1. Al final acabamos dándonos cuenta de que es nuestro reloj el que nos quita la vida. Guardamos el reloj y vivimos eternamente... preguntándole la hora a todos.

    ResponderEliminar
  2. El tiempo se acabará tomando venganza, por las veces que lo matamos ya nosotros antes.

    ResponderEliminar
  3. Envejeció mientras giraba las manecillas de un reloj.

    ResponderEliminar
  4. Por fin habían atrapado a ese terrible asesino serial. Pero el tiempo sabía bien que no había barrotes capaces de detenerlo eternamente.

    ResponderEliminar
  5. Empecinado por perpetuar su vida, puso al reloj tras las rejas con la intencion de encerrar al tiempo y frenar su paso; se aseguro de que jamas pueda salir tragandose las llaves del candado y murio atragantado.

    ResponderEliminar